Niños de Rincón de Chautla reciben el año nuevo con entrenamiento militar

(Segunda de dos partes)

Por Arturo Monroy Hildegarde, enviado

Rincón de Chautla, Guerrero.- Algunos tramos de la carretera que lleva a Rincón de Chautla están a medio construir, el paisaje es sombrío por la presencia de nubes. Pocos vehículos circulan por aquí, hay varias terracerías, caminos solos y parcelas barbechadas. El escenario pasa del verde de los cerros al verde militar.

En el crucero de Paraíso de Tepila, a 30 minutos de Rincón de Chautla, un retén militar inspecciona a todos los vehículos, preguntan nombres y revisan papeles para permitir el acceso a la comunidad, aunque como muchos aseguran “es más fácil entrar que salir”.

Aquí vive en total 26 familias, no más de cien habitantes, sólo 24 son hombres y el resto mujeres y niños, la mayoría son indígenas nahuas que conservan su lengua y tradiciones. Niños y niñas se reúnen y observan las imágenes de un libro para colorear, algunos usan huaraches, otros sandalias de plástico, y unos más andan descalzos. Dejan tirados rifles y palos.

El pueblo es pequeño, dedicado a la siembra de maíz, frijol y calabaza. Ahora trabajan menos la palma, mientras su policía comunitaria crece por la presencia de 19 comunidades más: 16 de Chilapa y tres de José Joaquín de Herrera. Niños y niñas son entrenados con palos imitando armas de fuego y con la consigna de combatir a los grupos delictivos que entren a su comunidad.

Existe otro conflicto con el grupo delictivo conocido como “Los Rojos”, quienes “tienen coraje porque tenemos a la policía comunitaria. Nos defendemos”. Desde la fundación de la CRAC-PF los niños son entrenados para defenderse, las señoras también”.

Así, los 14 niños que viven en Rincón de Chautla y otros 14 niños de Ayahualtempa, llegaron voluntariamente al entrenamiento con los policías comunitarios. Se formaron y aseguran: “nosotros también queremos entrarle”. Entrenaron por 15 días para ser futuros integrantes de la Coordinadora de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores.

En octubre pasado, el coordinador David Sánchez exigió la intervención del Ejército, la Guardia Nacional y la Policía Estatal para evitar un enfrentamiento con “Los Ardillos”.

La Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF) denunció la irrupción de integrantes de ese grupo a su territorio, y advirtió que pretendieron entrar a “masacrar” a los pobladores de Rincón de Chautla, donde tienen su Casa de Justicia. 

Todos los días los niños juegan y persiguen a los perros sarnosos que deambulan por el lugar donde impera la extrema pobreza y la carencia de luz y otros servicios básicos; otros más salen a pasear al rebaño de chivos, mientras las mujeres atizan el fuego con leña para preparar la comida, frijoles, pollo, tortillas y una Pepsi para acompañar.

Una de ellas carga a un bebé envuelto en su rebozo rosa, mientras una niña la toma de la falda. La pequeña de no más de cuatro años de edad busca el rostro de la madre y le pregunta si esta vez vendrán los Reyes Magos, mientras pasan al lado de una bebé que carga un rifle de madera en su espalda. En la lejanía, sobresale un mensaje mal pintado sobre una pared: “Bien Venido Territorio Comunitario”.

BTM

Articulos Relacionados

Comentarios (0)

  • Sin comentarios

Deja un comentario

Enviar