Roban en México 58 mil toneladas de Gas LP al mes

México.- La industria de Gas L.P. expresó su preocupación por la constante presencia del mercado negro del combustible en el país, que se ha convertido en un mal crónico dañando, principalmente, al consumidor final, a la recaudación del SAT y a Petróleos Mexicanos (Pemex).


En 2019, la pérdida económica de Pemex fue de 70 mil millones de pesos, de los cuales, 13 mil millones de pesos correspondieron al robo de Gas L.P., lo que representa casi el 10 por ciento de todo el gas distribuido a nivel nacional, una cifra muy alta considerando que México es el quinto mayor consumidor de Gas L.P. en el mundo.


Señaló que la extracción y distribución ilegal se concentra principalmente en: Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Guanajuato, Querétaro, Veracruz, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Tamaulipas.


"Para estos Estados, la venta de gas robado representa hasta un 25 por ciento de participación de mercado ilegal que desplaza a empresas que generan empleos, pagan impuestos, invierten en infraestructura para garantizar el abasto y cumple con todas las normas de seguridad y protección de los consumidores".


Lo más preocupante -dijo- es que la venta de gas robado se realiza mediante pipas clonadas y estaciones de servicio que no cumplen con las normas de seguridad básicas, con el mantenimiento, ni con la capacitación del personal y seguros de protección al usuario, exponiendo a la población a tener accidentes de muy graves consecuencias.


"Hoy en día, estas cifras siguen aumentando, dañando significativamente a la industria, distorsionando el mercado, afectando condiciones de libre competencia y libre concurrencia al mercado, con cierre de rutas de distribución por amenazas, gran cantidad de pipas robadas por la delincuencia, falta de inversiones y pérdida de empleos formales directos e indirectos", apuntó.


Aseguró que si bien las acciones en contra del robo de hidrocarburos en el 2019, se enfocaron principalmente para tratar de reducir las afectaciones a Pemex en robo de gasolinas, "esto ocasionó que los grupos delictivos migraron hacia el robo de Gas L.P., en donde alcanzan un promedio de 58 mil toneladas mensuales".


"A las tomas clandestinas y robo de gas L.P. se suma el creciente robo y posterior clonación de pipas, operación de CEDIS, estaciones y plantas de distribución clandestinas, así como el incremento en amenazas, extorsión y secuestros de personal que labora en las empresas. La cifra de autotanques robados es de más de 400 unidades", subrayó.


La industria enfatizó que se trata de un problema muy serio porque las empresas formales y sus trabajadores de reparto diario, están continuamente amenazados y se afecta seriamente la distribución y un servicio de calidad, todo esto lamentablemente es en perjuicio del consumidor y de la sociedad en general.


BTM

Articulos Relacionados

Comentarios (0)

  • Sin comentarios

Deja un comentario

Enviar