La citricultura mexicana busca su futuro en la tecnología

México.- Los cítricos son productos de consumo habitual entre los mexicanos, destacando la naranja, limón, mandarina y toronja, todos ellos con propiedades nutritivas en sus distintas presentaciones.

Se prevé que las exportaciones mexicanas de cítricos aumenten gracias a la fuerte demanda internacional y a sus precios atractivos. La región citrícola más importante es Yucatán y donde se desarrolla el 80% de la citricultura en la entidad, es el corredor de la Zona Sur.

De los cítricos cultivados en México, las naranjas son las más importantes, pues entre el 30% y el 50% de las naranjas disponibles en México se destinan a la industria de procesamiento, para la elaboración de jugo.

“Gracias a la tecnología SupPlant, los productores pueden mejorar la calidad de sus frutos siendo más competitivos dentro del mercado nacional y también a nivel internacional.”  asegura Ori Ben Ner, CEO de SupPlant,  empresa líder mundial en el campo de la agricultura de precisión.

SupPlant tiene como objetivo abordar y proporcionar una solución eficaz a los desafíos del sector agrícola en México, gracias a este sistema, los agricultores pueden administrar correctamente los recursos hídricos, prevenir el estrés de las plantas, reducir la pérdida de fruta, mejorar la producción y maximizar el potencial de cultivo año tras año.

Sequía, altas temperaturas y SupPlant

Los productores de cítricos en México sufren cada vez más los efectos de la sequía y el calor excepcionales, según un nuevo informe del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, el rendimiento de los cítricos disminuirá significativamente este año.

“La sequía y las altas temperaturas afectan al tamaño y a la calidad de las naranjas, las cuales sufren más que otros cítricos en México debido a la edad media relativamente alta de los naranjos” aseguró Ori.

Muchos agricultores consideran la sequía y las altas temperaturas como “la nueva normalidad” y, por lo tanto, invierten en la instalación de sistemas de riego, en pesticidas y fertilizantes adecuados y en la renovación de sus huertos.  “Tecnológicamente hablando esta industria se enfrenta a retos de productividad y ahorro de agua teniendo un impacto directo en la calidad final del fruto” confirmó.

BTM

Articulos Relacionados

Comentarios (0)

  • Sin comentarios

Deja un comentario

Enviar