Prohibir plásticos afectará el bolsillo de los capitalinos

México.- La ley que prohibirá el uso de bolsas de plástico en la Ciudad de México golpeará el bolsillo de los capitalinos ya que el consumidor deberá comprar las llamadas bolsas verdes, que no son otra cosa que productos a base de poliproleno y con una durabilidad de un mes, afirmó Álvaro Hernández, presidente de los Industriales de Bolsas Plásticas de México
(INBOPLAST).

Destacó que esta normatividad entrará en vigor el 1 de enero de 2020, por lo que obligará el uso de bolsas compostables, sin embargo, para poder creer las mismas se necesitan de materiales que no son fabricados en México, los cuales tendrán que ser exportados y afectará en los costos de producción.

Respecto al consumo de bolsas de plásticos para el próximo año, Álvaro Hernández dijo que para poder adquirir una bolsa de asa, los capitalinos tendrán que pagar 1.50 pesos, sin embargo, no van a poder ser reutilizadas para el manejo de la basura.

La INBOPLAST y la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) destacaron un estudio publicado por Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en 2009, que revela que el 97 por ciento de las bolsas de asa que eran utilizadas en el país, terminaban siendo reutilizadas para el manejo de la basura.

Respecto a los trabajadores que laboran en las fábricas, el presidente de INBOPLAST advirtió que más de 44 mil 154 personas serán afectadas por la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad de México.

Por ello y a fin de evitar caer en especulaciones, ambos organismos solicitaron un estudio para comparar la huella ambiental que dejan las bolsas de asa de plástico al Centro de Análisis de Ciclo de Vida y Diseño Sustentable (CADIS) en las Zonas Metropolitanas de las cuatro ciudades más importantes del país.

El presidente de la ANIPAC, Aldimir Torres, dio a entender que la reforma a la Ley de Residuos Sólidos no soluciona el problema ambiental de raíz, puesto que la responsabilidad es de tres actores.

“Prohibir es quedarse cruzado de brazos, no hacer nada. La solución al problema ambiental recae en tres actores: sociedad, industria y gobierno”, declaró.

Por ello, se comprometieron a aportar su ayuda con una solución de tendencia mundial, “nos comprometemos con el rediseño de empaques y a ampliar su eficiencia ambienta; así como al reciclaje, al crear sistemas de recolección, separación y recuperación, asumiendo un residuo como materia prima para volver a utilizarse y así potencializar los índices de reciclaje en México”, concluyó.

Articulos Relacionados

Comentarios (0)

  • Sin comentarios

Deja un comentario

Enviar